El Shibori, técnica antigua de teñido, nació en Japón en el siglo VII, significa retorcer, apretar, presionar, amarrar,   se trata de reservar ciertas zonas de la tela para evitar que sean teñidas. Este bloqueo se puede hacer de diferentes maneras: anudando, atando, frunciendo, doblando, enrollando, presionando o cosiendo la tela, cada técnica con un nombre diferente. Los tejidos más utilizados en el pasado eran la SEDA y el cáñamo, hoy por hoy se utiliza una multitud de otros tejidos como el algodón,  el lino etc…

Estampa de Kunisada- demonstración del Shibori- British Museum.

 

Efectos espectaculares con opciones infinitas:

Lo atractivo de esta técnica es el grado de imprevisibilidad que tiene aunque se quiera lograr un diseño particular se obtienen  resultados inesperados e impactantes. Por ejemplo se puede dar un efecto multicolor al bloquear un área para poner color en la zona expuesta, y después se hace lo mismo con la zona ya teñida, bloqueándola para teñir la que se bloqueó primera.

Para las personas que quieren descubrir un poco más sobre los múltiples artes de teñidos y la historia de los tejidos en el mundo, os recomiendo el libro de John Gilllow, Bryan Sentance “Tejidos del mundo: guía visual de las técnicas tradicionales”.

 

Mis trabajos:

El Shibori Arashi:

Utilizo un tubo de plástico colocando la seda alrededor y presionando con cordeles. Arashi significa “tempestad” en japonés, por los efectos que produce en el tejido.

Shibori Arashi

Fular de seda, colección Shibori

 

Además, la seda tiene muchas cualidades para aprovechar en extremo la técnica del Shibori:

  •  su elasticidad, después de varias horas en mi horno recibiendo vapor, la seda está presionada y coge la forma de los pliegues que le queremos dar. Es fantástico ver cuando retiro la seda del tubo cómo se ha adaptado y cogido la forma en diagonal obligándola a torcerse.
  • su gran capacidad de absorción de los pigmentos, de la humedad, permite unos colores  inigualables, los juegos de colores que existen entre los pliegues no lo hay en ningún otro tejido!

Hoy en día, grandes firmas y grandes artesanos han utilizado está técnica para realizar ropa en 3D de moda desde hace algunos años.

Iris Van Herpen at Couture Fall 2016

 

 

El Shibori Maki-Age:

Se trata de coser, fruncir y prensar con hilo la seda consiguiendo unos efectos sorprendentes.

 

El Shibori Itajime:

Esta técnica se basa en el uso de plantillas y plegado simultáneo para realizar el bloqueo: limita el paso de la tintura a través de nudos, atados y distintos obstáculos cuya utilización caprichosa, forma un juego entre el tinte y el tejido utilizado.